• El arquitecto chileno y experto en edificios verdes, innovación e inteligencia inmobiliaria, aseguró que el retraso está “en el producto final y la calidad: viviendas mal aisladas”.
• Expuso durante el lanzamiento de la segunda versión del curso de cálculo estructural en madera, basado en el primer software de diseño eficiente en madera realizado por la startup penquista, EligeMadera SpA.

En opinión Mauricio Ramírez Molina, arquitecto chileno con más de 15 años de experiencia en el desarrollo de proyectos asociados a edificios sustentables (Green Building), Certificaciones, Inteligencia Inmobiliaria y Master Planning, Chile “tiene una atraso de 30 años en construcciones sustentables, respecto a la realidad en el hemisferio norte”. Enfático y al mismo tiempo esperanzado porque según él, pese a esa brecha, “Chile tiene, su vez, una ventaja sobre el resto de los países, como es el manejo de tecnología y software en proyectos sustentables”.

¿Por donde pasa entonces la clave para equilibrar esta realidad? Mauricio Ramírez explicó que el atraso reside en el producto final y calidad de las construcciones.

“El retraso que tenemos como país, no es homogéneo. Estamos atrasados 30 años, en calidad, en el producto final. Estamos atrasados 30 años en desarrollo industrial. Pero en uso de herramientas informáticas, por experiencia, considero que estamos más adelantados que algunos países europeos. Tenía compañeros en mi postgrado que no sabían usa ni un tercio de los programas o software yo utilizaba.

El arquitecto sostuvo que el retraso en nuestro caso sería en el producto final,” porque las edificaciones, las viviendas, no tienen el grado de sofisticación desde el punto de vista técnico, que tienen estas mismas edificaciones en el hemisferio norte, donde por ejemplo están con medidas de eficiencia energética y construcciones sustentables bien importantes”.

Mauricio Ramírez participó en la exposición inaugural de la segunda versión del curso de cálculo estructural en madera, basado en la exitosa experiencia del primer software de diseño eficiente en madera, hecho en Chile y América Latina por la start up penquista, EligeMadera SpA, curso que se realiza en marzo en la Escuela de Ingeniería de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC)y cuenta con el apoyo de Becas de Capital Humano de Corfo.

Calidad y Certificación de la madera

En opinión del profesional, una de las claves de la eficiencia de las construcciones sustentables pasa porque esas edificaciones “posean una aislación técnica mejorada, una estanqueidad al aire muy bien lograda (en el fondo que no se pase aire por todos lados), que tengan componentes de calidad, que los elementos con los cuales fueron construidos sean de calidad, que provea de una calidad ambiental interior buena, para los ocupantes. Que en el fondo en invierno no andemos con parkas dentro de la construcción y en verano, sin ropa. Y por sobre todo que sea en el fondo algo que haya sido construido respetando el medioambiente”.

Ramírez, que es arquitecto de la Universidad de Los Lagos y Máster en Ciencias Aplicadas de la Universidad de Louvain, en Bélgica, indicó además que “la calidad tiene que ver con que la madera que usan en el hemisferio norte tienen una densidad mucho mayor a la densidad de la madera comercial que tenemos en Chile”.” Por una parte, eso hace que no se use mucho la madera. Por otro lado, tenemos que hacer desarrollo de biotecnología, porque nosotros tenemos maderas similares a las que hay en el hemisferio norte, que son nuestras maderas nativas, pero tenemos que preservarlas. Entonces, hay que hacer una conjunción entre el desarrollo y la protección, y para eso yo creo que en el fondo, como en todo, hay que aplicar ciencia y tecnología forestal”, dijo Ramírez.

Apuntó además que si no tenemos un abanico suministro comercial de madera, ello se va a transformar en una barrera importante para el desarrollo de la edificación en madera en Chile.

Proyecciones

En tanto, para el Director ejecutivo y socio fundador de EligeMadera SpA, Marcelo González Retamal, lo positivo es que las políticas públicas y privadas actuales “están fomentando la construcción sustentable”. “Y en ese escenario, la madera como material estructural es mucho más competitivo que el acero y el hormigón. Es un material que es amigable con el medioambiente, ayuda a descontaminar el aire, libera oxígeno, captura el CO2, entonces mientras más se use el material en estructura e infraestructura pública o privada de colegios, gimnasios, más sustentables van a ser las construcciones y van a poder mantener un mismo ritmo de construcción y al mismo tiempo ir bajando las emisiones de CO2, bajando el uso de energía, y bajando todo lo que es contaminación”, señaló González.

El director de la Escuela de Ingeniería de la UCSC, Claudio Oyarzo Vera, opinó que Biobío, Maule y la Araucanía son grandes productores de madera, “pero en este momento la madera se vende en su estado de madera aserrada o incluso como subproducto”. “Pero hay muy poco de producción de madera como un servicio. Hoy día convertir la madera en un valor agregado de servicio de ingeniería es poder agregarle algo más a esto que estamos desarrollando, sacarle un provecho mayor y darle un valor agregado a toda la producción que tenemos en la región. No solamente vender palos sino también vender estructuras, casas, sistemas de ingeniería”, señaló Oyarzo.

Tanto para el arquitecto experto en proyectos verdes, Mauricio Ramírez, como para el director de Ingeniería de la UCSC, Claudio Oyarzo, es clave también la capacitación de los futuros profesionales en software como el que realizó la start up penquista, programa que ya lleva más de 300 licencia entregadas a universidades del sur de Chile, Corfo, además de 1.500 descargas internacionales de su versión demo. “El hecho de que nuestro software haya pasado el sismo de 7.6 grados en Chiloé, donde se construye el mercado de Castro, es una buena señal que podemos seguir avanzando no sólo en los cursos en Talca y Santiago, sino también que otras empresas nacionales se interesen en mejorar la calidad de sus construcciones basado en el cálculo eficiente que provee este software”, señaló González.